Sin lugar a duda el MUY ILUSTRADO INMUNDICIPIO DE GUAYAQUIL marcó una época en la ciudad. No solo era un espacio desde donde se generaba cultura de manera independiente con un discurso muy crítico hacia el "orden" establecido por el socialcristianismo en el puerto principal, sino también un punto de encuentro, creación y de socialización entre los que nos dedicamos al arte, la música y la cultura. El Inmundicipio se convirtió rápidamente en un cuartel de nuevas ideas, base de operaciones tanto de las jóvenes generaciones como de las más añejas y frustradas generaciones de Guayaquil.

El Inmundicipio acogió obras de enormes de la plástica ecuatoriana como Jaén o Stornaiolo y jóvenes artistas contemporáneos como Makinita, Yorch Miranda, Chema Gonzales o RMNoby. Fue además lugar de lanzamiento de iniciativas como la primera y única Expo Inmundicipal, Litro x Mate, el Mercadillo, Gkillcity, Navicore o los premios Garage Band. Locación para un sin numero de producciones fotográficas e incluso largometrajes documentales como La Bisabuela tiene Alzheimer de Ivan Mora Manzano. Escuchó la música de Napo y fue escenario de los inicios  de Ricardo Pita como solista. Por ahí también pasaron de visita un montón de personajes guayacos admirables como Andrés Crespo, Hugo Idrovo, los hermanos Franco o Xavier Blum entre los que recuerdo. Desde esa piscina sonó la música de bandas locales e internacionales como el Chico Unicornio, Virgenes Violadoras, Macho Muchacho, Pasajero, Biorn Borg, Niñosaurios, Ultratumba, Mama soy demente, GOE, Diez 80, Los Brigante, Róndamon y muchos más. 
  
Es una pena que producto de las presiones políticas y económicas que impone el poder municipal, este proyecto haya terminado. Hoy Guayaquil sigue a la deriva en la cultura, huérfano de nuevas voluntades y extraviado por completo en el conformismo, la mediocridad, la represión y la tristeza cultural. Sin embargo el espíritu del Inmundicipio seguirá viviendo en los que lo conocieron, será una actitud y una manera de enfrentar el status quo de una ciudad tan anticuada como Guayaquil. Por ahora solo nos queda su presencia en redes sociales y la memoria de ese tiempo de poderosa creación, libertad y esperanza.

 

SI TE INTERESA VER MAS COSAS DEL INMUNDICIPIO PUEDES VER LAS 5 EDICIONES
DE LA INMUNDA REVISTA QUE SE EDITARON EN FORMATO DIGITAL o seguirlo en facebook.